product management

Lo que aprendí en el World Hosting Days

world hosting days

Acabo de llegar de Alemania del World Hosting Days, uno de los mayores congresos de la industria del hosting, y a pesar de que ya había participado en muchos otros eventos como asistente y trabajando en la cobertura informativa de una agencia del sector farmacéutico, esta ha sido la primera vez que he acudido como expositor. Una presencia que ha sido muy positiva para nuestro proyecto pero que también ha sido una experiencia brutal personalmente ya que he podido aprender muchas cosas que me gustaría compartir en este post.

Pero primero un poco de contexto. Para el que no lo sepa, acudí al evento como parte del equipo de MarketGoo, donde trabajo y donde ofrecemos una solución de SEO y website marketing para que las empresas puedan optimizar su posicionamiento en motores de búsqueda (Google, Bing, Yahoo, etc) de una manera sencilla, económica y escalable. Nuestros canales de distribución son dos principalmente: el usuario directo (al que vendemos desde nuestra web y redes) y el usuario de las empresas de hosting (ya que nuestra herramienta se incluye dentro del portfolio de estas empresas). Por ello nuestra presencia en el evento, que nos ha permitido en gran medida aumentar la difusión de nuestro producto, desarrollar nuevos partners, reforzar los existentes y actualizarnos en las nuevas tendencias de la industria.

Y en mi caso, como decía, ha sido una experiencia completamente distinta de las que vivía en aquellos años como corresponsal de la agencia de comunicación. Normalmente viajaba solo y aquí he viajado con el equipo, que por un lado es un gran apoyo y fuente de aprendizaje pero también importante porque lo pasamos genial juntos y eso cambia mucho la manera de afrontar el evento.

world hosting days

En MarketGoo mi papel es el de Product Manager por lo que mi punto de vista está condicionado por esta parte de Producto y todo lo que lo rodea. Pero vamos al lío que me enrollo. Esta es la lista de cosas que tras unos días de reflexión me parecen clave a la hora de aprovechar al máximo un evento de este tipo:

  • Preparación:

No importa cuánto lío tengas, es clave tener todo lo necesario preparado. Desde una lista de cosas que llevar para repasarla antes del viaje hasta el trabajo que necesitas en el evento terminado. Es fácil dejarlo para el avión, hotel o momentos previos al evento pero luego siempre son muy volátiles y corres el riesgo de llegar al evento sin lo necesario.

Ejemplo: Me encargué de preparar una presentación para la pantalla del booth. La llevaba terminada pero sin pensar en cómo se iba a reproducir así que en los primeros momentos tuve que estar haciendo pruebas con un USB, diferentes formatos de video, presentación de diapositivas, etc. Al final enchufamos un portátil a la pantalla. (Quería tenerlo libre aunque luego nos vino de lujo para las demos, pero el estrés de ese rato me lo podía haber ahorrado).

  • Estrategia:

Es fundamental también tener muy claro el por qué de la presencia de la empresa en el evento para poder fijar unos objetivos y una estrategia o plan de acción. Es verdad que en este sentido me ayudó mucho participar en el evento con un equipo de personas que llevaban varios años acudiendo y tenían bastante claro esto, pero no dejamos de organizar una reunión de planificación previa, preparamos documentación e hicimos algunas pruebas.

Ejemplo: La mayor parte del evento se centró en hablar con posibles partners y mostrarles nuestro producto. Para estas demos me vino genial haber preparado el pitch enfocado a este tipo de lead y la manera de enseñar la herramienta, que cambia mucho según el objetivo.

  • Inglés:

Es la asignatura pendiente de casi todos, ponernos con el inglés. Ya sea desde el principio o para mejorarlo, pero lo vamos dejando. Es bastante obvio pero no quería dejar de incluirlo. A día de hoy y más en el sector digital es difícil no enfrentarse al reto de tener que defenderse en este idioma. Y a la hora de vender, llegar a un acuerdo de colaboración, dar un buen soporte y ofrecer una herramienta a un público global no hay excusas. Nuestros usuarios están mayormente fuera de España y pasa lo mismo con los partners. Creo que reforzar este campo es algo prioritario.

Ejemplo: A pesar de que lo llevo bien, he tenido que trabajarme mucho el vocabulario de la industria y me ha venido muy bien llevar varios meses atendiendo a clientes y usuarios continuamente en este idioma.

  • Conviértete en una esponja:

Lo he mencionado antes pero quiero profundizar un poco más en ello. Es importante rodearse de personas que no solo tengan experiencia en el evento sino que además sean un buen referente a la hora de plantear la presencia allí. Intenta estar muy pendiente de cómo actúan los demás para entender cuál es el mejor discurso, los tiempos, el tono y los momentos de cada “negociación”. No solo eso, sino que si encima no conoces el evento ni a mucha gente que participe en él te puedes encontrar un poco perdido.

Ejemplo: Yo no tengo muchas tablas como comercial así que durante los primeros momentos me pegué como una lapa a mis compis para interiorizar su forma de actuar y replicarla en los momentos en los que me fui quedando solo. No solo en el sentido más profesional sino también a la hora de comer en los mejores sitios, aprovechar los mejores horarios o aprender algunas triquiñuelas.

  • Parte lúdica:

Y con esto llegamos a otra parte fundamental y necesaria. No es aconsejable perderse los acontecimientos sociales y de networking del evento. Más allá incluso, hay que dejarse caer por el bar o el lugar de fiesta porque las oportunidades continúan allí. Es más fácil conectar de una manera más personal que en la rigurosidad del evento en sí y nunca sabes a quien puedes conocer durante la cena y/o tomando unas copas. Cambiar de aires da pie a relajar las cosas y muchas veces esto lleva a una relación más fluida, de confianza y duradera.

Ejemplo: Uno de los días nos fuimos a comer a uno de los restaurantes un compañero y yo y nos sentamos al lado de otras dos personas. Resultó que eran españoles y que pertenecían a una empresa que nos podía ayudar en unos temas que teníamos parados. No es la historia más jugosa pero es un buen ejemplo de cómo nunca sabes dónde puedes encontrar la oportunidad.

  • Creer en tu producto:

Vale que esta es la más “mundo de yupi” de la lista pero creo que no es menos importante que ninguna. Se nota cuando presentas un producto en el que crees, has trabajado con ilusión y confías que va a ayudar a tu cliente a cumplir sus objetivos. Sobre todo para los que no tenemos experiencia comercial. Y habrá momentos en los que tocará estar en el otro lado, pero eso no quita el valorar la suerte de poder estar en esta situación.

Con esto concluyo. Simplemente añadir que tras hacer un recap de nuestra presencia en el World Hosting Days, cosas muy chulas están por venir en MarketGoo!

Y si no conoces nuestra herramienta, te invito a que pruebes un informe gratuito de tu página web para que puedas ver cómo funciona. Puedes hacerlo en el siguiente enlace, cuéntame luego qué te parece 🙂

world hosting days

Leave a Reply